Avicultura familiar: Especies alternativas avicolas subutiliadas-Ganso y Avestruz

Ganso

gasos
Esta ave palmípeda doméstica, proveniente de la familia Anátidos, es también denominada “oca” o “ánsar”. Generalmente presenta cuello largo y patas bastante cortas con terminación en forma de palma, lo que le facilita permanecer de manera cómoda durante su permanencia en el agua.
El ganso es un animal gregario que forma pequeños grupos en épocas fuera de la temporada reproductiva, para obtener alimentos camina distancias grandes por medio de su vuelo en las cuales forma bandadas en forma de V.




Su clasificación taxonómica es


Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Anseniformes
Familia:Anatinae
Genero:Anser
Especie:A.anser          

Alimentación

Se alimenta de plantas que  crecen en tierra o zonas húmedas como marismas, aunque suele ser omnívoro comer toda clase de verduras y plantas.

Reproducción

El ganso conserva su pareja durante toda la vida, su periodo de cría empieza en abril que es donde construye el nido en lugares que proporcionan protección a sus huevos como en lugares elevados.
La existencia de una laguna natural o artificial, es importante para el aseo de las aves, pero fundamentalmente para su reproducción, ya que es el único lugar donde estas aves palmípedas pueden acoplarse. La mejor proporción entre sexos es de un macho cada tres o cuatro hembras, mayor cantidad reflejaría una baja en la fertilidad de los huevos. La gansa no resulta ser una buena incubadora. A veces abandona algunos o todos los huevos, por eso deben recurrirse a una gallina clueca o una incubadora. Generalmente se usan las incubadoras de huevos de gallina con gasas embebidas en agua para darle mayor humedad a los huevos. Los huevos eclosionan a los 29 o 30 días de la incubación y por lo general nacen y viven el 80 por ciento de los gansitos.


Avestruz

avestruz corriendo en la sabana africana
    El Avestruz es el ave más grande que ha logrado sobrevivir hasta nuestros días. Al igual que las otras aves grandes - los ñandúes, los casuarios y el emú - pertenece al grupo de aves conocido como las rátidas. Estas aves, incluyendo al avestruz, se caracterizan por no poder volar. Se han adaptado a una vida terrestre, las piernas las tienen bien desarrolladas y fuertes.
Clasificacion taxonómica:
Reino:Animalia
Phylum:Chordata
Clase:Ave
Subclase:Ratites
Orden:Struthioniformes
Familia:Sttruthinidas
Genero:Struthio
Especie:Camelus

Objetivo de la producción

*Piel
*Carne
*Plumas
*Huevos

Alimentación

    Su alimentación consiste en una balanceada dieta de proteínas, alfalfa,
sorgo, salvado y soya. Cada hembra en edad fértil (desde los dos años de edad)
Puede tener de 40 a 70 polluelos al año, los que al cabo de doce meses generan
2,400 kilogramos de carne provenientes de un solo vientre.

componentes de la alimentacion de los polluelos
                                                                                                            (Alejandro Reyes, 2006)

Es un animal herbívoro con capacidad para digerir la fibra, aunque no es un herbívoro estricto; de hecho, algunos autores lo consideran omnívoro, pudiendo ingerir pequeños animales y artrópodos. Incluso se ha observado consumiendo restos de carroña abandonados por animales carnívoros. Al consumir vegetales, prefieren flores y frutos, desechando generalmente las hojas. En su voracidad pueden llegar a ingerir piedras, rocas o minerales, que retenidas en su organismo ayudan a moler los alimentos. Poseen, por tanto, un gran apetito, no resistiendo demasiado tiempo en ayunas, pero en estado salvaje pueden soportar largos periodos sin beber agua (al igual que el camello), aunque según la edad, el tamaño del avestruz y otros factores esto puede afectarle de una u otra forma; en cautividad y en ejemplares de 4 a 6 meses, de prolongarse la carencia de agua por más de 48 horas se observa una disminución aproximada de peso corporal en un 30% y se observa que, a partir de 24 horas con privación de agua, el animal reduce considerablemente su ingestión de alimento.

Reproducción

    Cortejo y apareamiento: Su comportamiento reproductivo es muy variable, dependiendo de la densidad de población, las condiciones climáticas y el hábitat.Los machos alcanzan la madurez alrededor de los 3 años de edad. Las hembras, si están bien alimentadas, pueden alcanzar esta madurez unos 6 meses antes.

    Durante la época de celo, a mediados o finales de mayo, tanto el cuello como el pico del macho toman una coloración rojiza (por acción de la testosterona), y es entonces cuando se vuelven altamente territoriales defendiendo un área o territorio.

   Para llegar a la cópula, los machos realizan un cuidadoso cortejo nupcial. Echándose en el suelo, se posicionan sentados sobre sus patas con las alas abiertas, levantando y recogiendo un ala tras otra sincronizadamente, al tiempo que realizan un movimiento oscilante de cabeza y cuello, así como suben y bajan la cola. Las plumas blancas en forma de abanico, tanto de alas como de cola, dan el atractivo necesario al macho para aparearse con la hembra, que girará alrededor agitando sus alas y bajando la cabeza para mostrarse receptiva. Esta danza o ritual dura unos diez minutos aproximadamente, y tras su finalización comienza el coito, siendo el órgano reproductor del macho el pene, que puede alcanzar hasta los 40 cm de largo, introducido en la vagina u órgano reproductor de la hembra a través de la denominada ranura seminal.

Nido e Incubación 

    El macho es el encargado de construir el nido que consiste en una depresión cavada en la tierra. A partir de ese momento la hembra elegida, llamada hembra principal, es la primera en colocar sus huevos, ya que el macho vuelve a repetir el cortejo nupcial con otras hembras, apareándose por lo general con 3 en total, pudiendo llegar hasta a las 5. A estas hembras se les llama hembras secundarias, que también pondrán sus huevos en el mismo nido, justo unos días después que la primera hembra y con su consentimiento previo, aunque no participan en la incubación puesto que tras la puesta se marchan. La nidada puede llegar a los 40 huevos, de los cuales probablemente sólo sobrevivirían unos 30.[] En la naturaleza, como animal libre y salvaje, cada hembra puede poner desde 10 hasta 15 huevos. Sin embargo, en cautiverio cada hembra llega a poner unos 50 huevos por temporada.

    La puesta del avestruz se produce desde marzo o abril hasta octubre o noviembre, siendo por tanto estacionaria. El macho es habitualmente el encargado de incubar los huevos por la noche, y la hembra (su pareja o hembra principal) lo hace por el día durante un período de entre 39 y 42 días (es importante destacar que el macho incuba una mayor proporción del tiempo que la hembra, alrededor del 65%). De noche, todos los avestruces macho que comparten territorio, se intercambian alternativamente las posiciones de incubación habiéndose dado el caso de que un macho despistado no encuentre su nido, con la fatal pérdida de los polluelos.
Huevo: Un huevo de avestruz pesa entre 1 a 2 kg (equivale a unos 24 huevos de gallina). Son de color blanco o amarillentos (posiblemente, para evitar que se recalienten en el sol de la sabana).
Sus huevos son los más grandes de todas las aves; llegan a medir 25 cm de largo.

    Eclosión y crianza

Cuando los huevos se abren, el macho se hace cargo de las crías (con ayuda de la hembra), y puede reunir crías de varias familias juntas, dado que al encontrarse dos familias de avestruces diferentes, los padres de ambos se disputan el derecho a cuidar los polluelos. Pueden llegar a verse parejas con más de cien crías y de todos los tamaños, de hecho está documentado un grupo de casi 400 jóvenes.

Manejos del Avestruz

          El manejo de los avestruces está condicionado por el destino de la explotación. Ella puede ser de ciclo completo, es decir, mantener en el mismo predio a reproductores cuyos huevos son incubados en la propia explotación para la obtención de nuevos reproductores y para la venta de aves a matadero. Otra posibilidad es criar solamente los avestruces para la obtención de carne, adquiriendo los ejemplares para el engorde terminal. Esta posibilidad puede representar en el futuro interesantes perspectivas para medianos y pequeños productores. Finalmente, otra alternativa es destinar una explotación sólo para incubar huevos y vender pollitos de un día o más  edad. La explotación de avestruces debiera orientarse mayoritariamente a la consolidación del stock de reproductores. En un criadero, los esfuerzos deben ser destinados a la comercialización de huevos fértiles, y aves juveniles de 6 meses y mayores, pero también deben destinar una parte importante a la producción de reproductores de 2 ó 3 años. Independientemente del régimen, intensivo, semi-extensivo o extensivo, la crianza de avestruces puede desarrollarse mediante diversas formas de manejo. La distribución más frecuente para el manejo de las aves es conforme al siguiente sistema de organización:
Crianza:

*Cría: Nacimiento hasta los 3 meses.

*Recría: Entre los 3 meses hasta el sacrificio (12 a 14 meses).Durante todo el ciclo de producción se recomienda que los individuos sean manejados en grupos de tamaño y edades semejantes.
Reproducción:
*        

           Los adultos con destino a la reproducción se organizan en unidades productivas,  normalmente en tríos compuestos por un macho y dos hembras. Independientemente del sistema de explotación que se adopte, es necesario considerar la agresividad, especialmente en el período de postura y cría, que se manifiesta en los machos dominantes a través de coces que producen heridas y traumas entre las aves y representan un peligro para el operario durante el manejo.

Periodos de incubación por especie:
dias de incubacion de los huevos de aves de corral
Gracias por su atención y si tiene alguna duda o desea realizar algún comentario, serán bien recibidos.

Loading...

Estamos a la orden para atender sus duda y educar a quien lo necesite sobre el manejo y cuidado animal.


EmoticonEmoticon

Loading...